News

2018-07-04

Jan De Nul se comprometió a continuar invirtiendo en la Argentina

La compañía belga Jan De Nul, concesionaria en la Argentina del dragado y balizamiento de la hidrovía Paraná-Paraguay y contratista en obras de profundización y acceso de varios puertos, como Quequén, la terminal de contenedores Tecplata y el puerto de YPF en Escobar, entre otros, anunció que está lista para nacionalizar la draga Alvar Núñez Cabeça de Vaca “apenas salga la reglamentación de la ley de marina mercante”.

Así lo confirmó el gerente general para la Argentina, Bob Michta, durante el seminario “Desafíos portuarios y fluviales en el corazón del Mercosur”, realizado esta semana en ocasión de la misión diplomática y comercial encabezada por la Princesa Astrid del Reino de Bélgica, que acompañó una delegación de 130 empresarios y funcionarios flamencos. 

“Esperamos ansiosos la reglamentación de la nueva ley de marina mercante. Creemos que será un gran salto para el país, y nosotros participaremos con la nacionalización de una draga, proceso que arrancamos ya hace un año”, destacó Michta.

La ley 27.419 de desarrollo de la marina mercante nacional y de integración fluvial regional fue primero aprobada por unanimidad por el Senado y en diciembre de 2016, y luego por Diputados a fines de 2017, cuando se promulgó.

 

Capacitación en Bélgica

“La nacionalización de la draga Alvar Núñez Cabeça de Vaca implica que vamos a necesitar el 100% de la tripulación argentina. No existe en el país una escuela de dragadores, por eso invertimos en la capacitación y armamos un plan por el que mandamos ya a 19 personas a Bélgica a capacitarse en el manejo de la operación del cabezal del tubo de dragado, de la bomba y del sistema de administración a bordo”, explicó Michta.

La draga que se nacionalizará forma parte de la flota permanente en la Argentina, de 6 dragas de succión y 1 de corte. “Tenemos una doble tripulación de la Alvar actualmente, y la idea es que hacia fines de año completemos una tripulación enteramente argentina”, agregó el directivo belga.

“La Argentina le dio mucho a nuestra empresa y queremos devolverle algo al aís que tanto nos ofreció. Creemos mucho en la Argentina, donde estamos presentes desde hace más de 20 años con trabajos de dragado”, indicó Michta, en alusión a uno de los principales contratos de la dragadora belga, el de la hidrovía Paraná-Paraguay, concesión que tiene junto a Grupo Emepa a través de Hidrovía SA, y cuyo contrato vence en 2021.

 

Acerca de Jan De Nul

Jan De Nul es la tercera empresa en importancia de Bélgica, y en la Argentina está presente con 4 empresas: Jan De Nul Sucursal Argentina, Compañía Sudamericana de Dragados, Arenas Argentinas del Paraná e Hidrovía SA.

Es una empresa familiar que factura anualmente más de 2000 millones de euros, y América latina representa el 26% del total. Emplean alrededor del mundo alrededor de 7000 personas, y sólo en la Argentina cuentan con un plantel de 550 personas directamente vinculadas con la empresa. El proyecto de la empresa Arenas Argentinas del Paraná se centra en Diamante, Entre Ríos, donde emplearán 60 personas para una planta de clasificación y tratamiento de arenas para el fracking de Vaca Muerta. 

“Esta actividad tiene mucho potencial, como otros sectores en la Argentina donde estamos dispuestos a seguir invirtiendo, sobre todo porque sentimos el cambio de onda en el Gobierno, que da más lugar para las inversiones y para empresas como la nuestra”, subrayó Michta.

 

Parques eólicos y transferencia de conocimiento

Junto con Jan De Nul participaron de la misión la empresa de dragado e ingeniería Deme, que entre sus pergaminos cuenta con la instalación de 45 parques eólicos off shore de alta potencia, que representan ya el 50% de su facturación, y deslizaron la posibilidad ante autoridades argentinas de contar con uno en el Río de la Plata.

Una de las perlas de la misión fue la Agencia Tecnológica Internacional de Flandes (FITA, en inglés), especializada en la asistencia técnica a empresas privadas de ingeniería para grandes proyectos. Entre sus principales logros, FITA ganó el diseño del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, que consagró el sistema de compuertas rodantes (en contraposición al sistema norteamericano de bisagras, presente en las esclusas antiguas). 

Wim Van Rompay, gerente de FITA, presentó uno de los proyectos más ambiciosos que va a revolucionar el sistema logístico, de comercio y de navegación de Europa: el proyecto Sena-Escalda, un canal nuevo de 106 kilómetros que unirá Bélgica con Francia a través de 6 esclusas nuevas.

“Es la segunda región más importante de Europa, pero los buques portacontenedores no pueden navegar esa vía”, explicó Van Rompay, tras detallar el proyecto que estará terminado para 2030 y demandará una inversión de 3000 millones de euros.

 

Contrato con Quequén

Asimismo, y como parte protocolar de la misión, se llevó a cabo una ceremonia de firma de distintos acuerdos y memorándum de entendimiento entre firmas y asociaciones de ambos países. Debido a su trascendencia, el contrato de profundización y mantenimiento entre Jan De Nul y el Consorcio de Gestión del Puerto Quequén, fue simbólicamente refrendado por Michta y el presidente del consorcio, Arturo Rojas.

El contrato contempla la profundización del canal de acceso y del interior del vaso portuario a 50 pies mediante el uso de una draga de corte y una de succión. “Pensamos comenzar la profundización en octubre o noviembre y terminarla en unos cuatro meses. Además, por los próximos siete años garantizamos el calado y la previsibilidad en Puerto Quequén”, aseguró Michta, tras agregar que “este contrato es la prueba de que hoy se pueden hacer inversiones en Argentina, completamente financiadas por el sector privado”.

 

 

Fuente: Trade News
Centro de Navegación
537 Florida st, 20th Floor, Buenos Aires, Argentina
Ph. +54 11 4394 0520
info@centrodenavegacion.org.ar